"El arte que trasciende, que ayuda a ver y encontrar al otro, que es expresión de la tradición y de la renovación de la fe y de belleza". Benedicto XVI

jueves, 10 de junio de 2010

Levantar el vuelo


¿Oíste? ¿Has oído? Voces de sirenas son: tú, por tu salud, guárdate de dar­les orejas. Muéstrate nuevo Ulises. ¿Enrederán tu mente en sus hechizos si les prestares atención? Blandos son en extremo estos cantos, y tales que movieran pechos berroqueños; pero acuérdate que son mortíferos y que conducen a la perdición eterna. Hacia acá, pon oídos, pon ojos, pon alma; acumula toda cuanta energía poseas; aguza con ardor tu penetrante inge­nio; no incurras en la bobería de ha­lagarte a ti mismo; profundiza en el asunto y seguramente verás, si es que algo vieres, cuán blandengue, cuán vano, cuán indigno de ti es todo lo que te impide levantar el vuelo.


Erasmo. El menosprecio del mundo

1 comentario:

  1. Inteligente, pero fácil decirlo y difícil hacerlo.

    ResponderEliminar