"El arte que trasciende, que ayuda a ver y encontrar al otro, que es expresión de la tradición y de la renovación de la fe y de belleza". Benedicto XVI

domingo, 24 de junio de 2018

Dios en la imaginación


Dios ha descendido hasta nuestra imaginación

San Bernardo

viernes, 22 de junio de 2018

El Dios que torturamos


Si nuestro Dios fuera el de los paganos y filósofos (para mí son lo mismo) haría muy bien refugiándose en lo más alto de los cielos, pues nuestra miseria lo precipitaría allí. Pero usted sabe que nuestro Dios ha venido a nosotros. Usted podría esgrimirle el puño, golpearle en la cara, azotarle con látigos y finalmente clavarle sobre una cruz, ¿qué importa eso? No obstante todo eso lo han hecho con Dios.

Georges Bernanos. Diario de un cura rural

miércoles, 20 de junio de 2018

La ilusíon de haber creado la belleza


Naturalmente, existe Dios; desciende
de vez en cuando entre nosotros; pasa
sus temporadas en la tierra;
escribe un libro; pinta un cuadro; apresa
una tormenta en números de oro;
devuelve a un pobre hombre la esperanza;
hace feliz a un pueblo, hermosa a una ciudad.
Luego se muere y lo enterramos.

(...)

Nadie tenía pena, porque todos
sospechan oscura, vagamente
la verdad: cómo Dios de vez en cuando
viene de incognito a la tierra
a hacer las cosas bien y bellamente,
calladamente, para que los hombres
se hagan de vez en cuando la ilusión
de que han creado la belleza.

Aquilino Duque. De la existencia de Dios

viernes, 15 de junio de 2018

El premio


¿De qué son recompensa tantos versos?
¿En qué te complació este pobre diablo,
Señor, para que Tú le estés mandando 
cada mañana un rayo de la luz
de Tu rostro? 
... ... ...
Pero ¿por qué pensar que son mis méritos
la explicación de este regalo, y no
ese infinito Amor con que me miras?
Que ante ese Amor, Señor, aquí y ahora
se ponga de rodillas esta página.

Miguel D'Ors. Átomos y galaxia

martes, 12 de junio de 2018

Si el mal existe, existe Dios


El hombre que cree que el mundo salió de las manos de un Dios bueno, no puede comprender que este Dios también haya creado el mal. El no creyente, en cambio, se siente confirmado en su incredulidad. A la vista de tanto mal e imperfección ¿no es preciso concluir que Dios no está presente, más aún, que Dios no
existe? En todo caso, parece que el intento de relacionar de alguna manera a Dios con el mal, está condenado a naufragar.
Los autores bíblicos no opinaban así. Para ellos Dios está siempre presente en toda maldad humana. Él ve el mal, lo condena, lo castiga, lo perdona. A partir del mal, el hombre de la Biblia no ha sacado la conclusión de la ausencia de Dios, sino de su presencia.
Lo mismo vale para los grandes pensadores cristianos. SantoTomás de Aquino vio en el mal no una negación sino una confirmación del bien y, con ello, de Dios mismo de quien procede el bien. Incluso se atreve a afirmar:
Si malum esl, Deus est
Si el mal existe, existe Dios.

Herbert Haag. El problema del mal

viernes, 8 de junio de 2018

Los imperfectos



Los fariseos quieren que los demás sean perfectos
lo exigen.
No saben hablar de otra cosa

Pero Yo soy menos exigente, dice Dios.
Porque Yo sé bien que es la perfección y no exijo
tanto a los hombres.
Precisamente porque Yo soy perfecto y no hay en Mí
más que perfección, no soy tan difícil como los
fariseos.
Soy menos exigente. Soy el santo de los santos y sé
lo que es ser santo, lo que cuesta, lo que vale.
Son los fariseos los que quieren la perfección.
Pero para los demás.
Encuentran siempre indignos a los demás, encuentran
indigno a todo el mundo.

Pero Yo, dice Dios, Yo soy menos difícil,
Y encuentro que un buen cristiano, un buen pecador
de la común especie es digno de ser mi hijo

y de reclinar su cabeza sobre mi hombro.

Charles Pèguy. Los fariseos

martes, 5 de junio de 2018

El milagro de las matemáticas



Un milagro, por consiguiente, es un efecto inmediato de la Omnipotencia Divina, que no hubiera pasado si Dios hubiera dejado que la máquina del universo siguiera su curso libremente. Así, sería el estado del universo si contuviera solamente cuerpos; en tal caso, se podría decir que todos los eventos ocurren en él desde una necesidad absoluta, cada uno de ellos, siendo efecto necesario de la estructura del universo, a menos que le agradara a Dios hacer milagros

Leonhard Euler. Carta LXXXVII: Influencia de la Libertad de las Almas en los eventos