"El arte que trasciende, que ayuda a ver y encontrar al otro, que es expresión de la tradición y de la renovación de la fe y de belleza". Benedicto XVI

sábado, 19 de enero de 2019

Los hallazgos y el camino


La ciencia es experimental, avanzando hacia adelante paso a paso, haciendo ensayo y aprendiendo a través del éxito y el fracaso. ¿No es esto también el camino de la religión, y especialmente de la religión cristiana?
Los escritos de los que predican la religión han desde el principio insistido en que se trata de ser probado por la experiencia. Si un hombre es atraído hacia el honor y el coraje y la resistencia, la justicia, la misericordia y la caridad, que siga el camino de Cristo y lo descubra por sí mismo. Ningún hallazgo en la ciencia le impide de ese camino

William Henry Bragg

miércoles, 16 de enero de 2019

Orientación divina


Venimos a existir a través del acto divino. Esa guía divina es un tema desde el principio hasta el fin de nuestra vida, en nuestra muerte el cerebro se va, pero que la orientación y el amor divino continúa. Cada uno de nosotros es un ser único, consciente, una creación divina; es el punto de vista religioso; es el único punto de vista consistente con toda la evidencia.

John Eccles. Modern Biology and the Turn to Belief in God

domingo, 13 de enero de 2019

Extender la Gloria


Creo que los hombres de ciencia, así como los otros hombres, necesitan aprender de Cristo, y creo que los cristianos cuyas mentes son científicas, están obligados a estudiar la ciencia para que su visión de la gloria de Dios sea tan extensa como su ser sea capaz

James Clerk Maxwell

viernes, 11 de enero de 2019

La pequeña célula de la alegría


Lo que nos gustaría hacer es cambiar el mundo, hacer que sea un poco más fácil para las personas alimentarse, vestirse y abrigarse a sí mismas como Dios quería que hicieran. Y, luchando por mejores condiciones, clamando incesantemente por los derechos de los trabajadores, los pobres, los indigentes, los derechos y dignidad de los pobres indignos, en otras palabras, queremos, hasta cierto punto, cambiar el mundo; podemos trabajar para el oasis, la pequeña célula de alegría y paz en un mundo acosado. Podemos tirar nuestra piedra en el estanque y confiar en que su círculo cada vez más amplio llegará a todo el mundo. Repetimos, no hay nada que podamos hacer sino amar, y, querido Dios, por favor, amplía nuestros corazones para amarnos unos a otros, para amar a nuestro prójimo, para amar a nuestro enemigo como a nuestro amigo.

Dorothy Day. Panes y peces

miércoles, 9 de enero de 2019

Nada queda oculto


No supe decirte cuánto te amo, Dios
en el que creo, Dios que eres la vida
viviente, la ya vivida, la que se ha 
de vivir más allá: más allá de los confines
del mundo, donde no existe el tiempo.
No supe, más a Ti nada oculto queda
de todo lo que calla en lo profundo. Cada acto
de vida, en mí, fue amor. Y yo creí

Ada Negri. Acto de amor

domingo, 6 de enero de 2019

Feliz Epifanía 2019



LOS REYES MAGOS

Andamos muy despacio, llueva o nieve,
en busca del lugar donde rezan los hombres.
Es tan llano el camino que no es fácil
seguirlo sin perderse.

Aprendimos de jóvenes
a resolver oscuros acertijos
y los tres conocemos
la antigua tradición del laberinto.
Somos los reyes magos de otros tiempos
y excepto la verdad sabemos todo.

Dimos vueltas y vueltas en torno a la montaña,
y perdimos la vista del bosque entre los árboles,
y para cada mal aprendimos un nombre
interminable. Honramos a los dioses dementes;
a las Furias llamábamos Euménides.

Los dioses de la fuerza les quitaron el velo
a la imaginación y a la filosofía.
La serpiente que tantas desdichas trajo al hombre
muerde su propia cola retorcida
y se llama a sí misma Eternidad.

Humildemente vamos… Bajo nieve y granizo…
Las voces apagadas y el farol encendido.
Tan sencilla es la senda que podríamos
perder la orientación.

El mundo está volviéndose blanquísimo y terrible,
y blanco y cegador el día que despunta.
Rodeados de luz andamos, deslumbrados
por algo que es tan grande que no puede mirarse
y tan simple que no puede decirse.

El niño que existía
antes de que los mundos comenzaran
(… Sólo necesitamos andar un poco más,
sólo necesitamos abrir la cerradura),
el niño que jugaba con la luna y el sol
juega ahora con el heno.

La morada en la cual los cielos se alimentan
-esa antigua y extraña morada que es la nuestra-
donde no se pronuncian palabras engañosas
y es la Misericordia sencilla como el pan
y tan duro el Honor como la piedra.

Vamos humildemente, humildes son los cielos,
y brilla intensamente la estrella, baja, enorme,
y descansa el pesebre tan cerca de nosotros
que habremos de viajar lejos para encontrarlo.

¡Escuchad! Se despierta como un león la risa,
resuena su rugido en la llanura
y el cielo entero grita y se estremece
porque Dios en persona ha nacido de nuevo,
y nosotros tan sólo somos niños pequeños
que bajo lluvia y nieve prosiguen su camino.

G.K. Chesterton

miércoles, 2 de enero de 2019

La Valentía


Qué puro gozo no estar del lado de la cobardía, ser consagrado como hermano de todos los inocentes que sufren por su fe en los campos de concentración, de todos aquellos que pueden hoy mirar sin bajara los ojos...

Emmanuel Mounier. Cartas desde el dolor